dimarts, de gener 23, 2007

SOFIA COPPOLETA

Mucho es el reparo que me produce ir al cine para ver un biopic de un personaje histórico. Generalmente llegas a la conclusión de que, para lo que había que ver, mejor hubiera sido quedarse en casa leyendo alguna biografía bien documentada sobre el personaje en cuestión y evitarte el sopor de aguantar conversaciones y situaciones totalmente caducas que te hacen pensar lo mucho que se debían aburrir en la antigüedad. Me remito por ejemplo al bodrio que se rodó en torno a los Borgia y que convirtió a una de las familias más interesantes de la historia en un coñazo de tomo y lomo.
El caso que me ocupa es distinto. Movido por la fascinante frivolidad del personaje y por un trailer amenizado con música de New Order, pensé que el film de la hijita de Coppola sobre la única reina francesa decapitada podría resultar interesante. Y así fue.
No es que estemos ante un peliculón, pero han sido tantas las críticas demoledoras que ha recibido el film, que he decidido romper una lanza en su favor. Si bien se puede entender que los críticos del festival de Cannes a la que quisieran guillotinar fuera a la pobre Sofia (ya sabemos como son los franceses para que les toquen sus cosas), no entiendo el porqué de tanta crítica destructiva escudándose en que la película carece de veracidad histórica. Ahora parece que todo el mundo ha vivido en la corte de Versalles...
Sofia Coppola se centra exclusivamente en el proceso de adaptación a la vida en la corte con unas pocas pinceladas biográficas que extrae del magnífico libro escrito por Antonia Fraser: su llegada a Francia con tan sólo 14 años, la "difícil" vida conyugal con Luis XVI en cuanto al tema sexual se refiere (no tienen descendencia hasta que pasan 7 años), su flirt con un conde sueco que está como un queso, el alumbramiento de sus dos hijos y su retiro y gusto por la vida campestre, todo hasta que la familia abandona el palacio, evitándonos afortunadamente el mal trago que hubiera supuesto ver rodar esa dulce cabecita.
Justamente lo que más me gusta de la película es que Sofia se pase por el forro de sus caprichos las empalagosas convenciones y protocolos de la época y que cualquiera que ha ido a la escuela primaria conoce. Poca es la música de cámara que suena, afortunadamente en mi caso, si tenemos en cuenta que la película la vi a las cuatro de la tarde y después de haber comido. En cambio, algunas escenas son acompañadas con música de The Strokes, Air y New Order, contribuyendo a la excelencia estética que predomina en la película. Mención especial merece el momento cumbre de la coronación del rey Luis XVI al son del eterno "Closedown" de The Cure. Apoteosis posmodernista total.
Sí, María Antonieta viste trajes negros que no vienen al caso (divinos por cierto) para alternar con tanto ocre y su corte parece una reunión de amigos propia de un capítulo de Friends. El personaje (y aquí radica su modernidad) pasa de su contexto histórico al igual que la directora, a la que la revolución francesa se la trae al pairo, y es que ése no es su cometido. Sólo faltaría que se dedicara a dar su punto de vista sobre algo que fue sota, caballo y rey y que tan bien está documentado en los libros de historia.
Este anacronismo es lo más destacable de la propuesta: María Antonieta es una joven adelantada a su tiempo, ociosa, frívola, libertina, ludópata y una auténtica fashion vyctim (como Paris Hilton, vaya). Se ha comentado mucho el parecido entre el personaje y la niña Coppola, otra pijeras que hace lo que le da la gana mientras alguien le pague los 300.000 euros que cuesta el alquiler del palacio de Versalles. Y hace bien. Mientras siga adelante con propuestas tan interesantes como ésta será para mí una realizadora a tener en cuenta. Y a los demás, como diría María Antonieta, "si no tienen pan, que coman pasteles!". Spooky.

Etiquetes de comentaris:

4 Comments:

Blogger JARVIS said...

Han nominat a Pequeña Miss Sunshine a l'Òscar a millor pel·lícula!! Com diría Salama Hayek: yesss!!!!

dc. de gen. 24, 12:26:00 a. m. CET  
Blogger David said...

Jo no he vist Maria Antonieta però em sembla interessant. I el fet de possar música actual i anacronica per l'epoca em sembla una idea guay, a l'estil Moulin Rouge k tant be va quedar. Pero ojo, s'ha de ser molt savi pq encaixi bé a l'esquema. A Destino de Caballero van provar el mateix de forma destralera i feien multiples guillos actuals a l'Edat Mitjana. Jo estic convençut k és la pitjor pelicula de la historia...

De totes formes la dona k va fer Lost in Traslation no farà aquests fallos tant tontos. I l'actriu te pinta de fer un papelas!

dc. de gen. 24, 09:44:00 a. m. CET  
Blogger JARVIS said...

Akest finde a veure si l'anem a veure, deivid, el divendres és un bon dia. I així podem opinar aquí de forma fehaciente.

dj. de gen. 25, 01:32:00 a. m. CET  
Blogger JARVIS said...

Ja l'he vista! M'ha encantat! Soy fan de Sofia, definitivamente. Me encantan esos planos de los personajes en soledad, en medio del campo, en la b´ñera, en la cama... Muy lost in Translation, cuando Scarlett se sentaba en la ventana del hotel y miraba el horizonte.
Y Maria Antonieta, encantadora. Y su perro Maps adorable. Y esos pasteles.... y ese chulazo de amante!! Así deberían ser mis clases de historia, y no es una refelxión frívola.

dv. de febr. 02, 11:59:00 a. m. CET  

Publica un comentari a l'entrada

<< Home